sábado, 24 de febrero de 2018

Tuve una coalición hermosa,
un choque perfecto. un yosotros
incendiàndonos en una mirada y en la
retención de la fantasía apuñalada.

En el golpe, en ese enfrentamiento de velocidades
incontrolables, nos rompimos sin querer y todo el
recorrido anterior empezó a asomarse.

Una mala lectura de la ruta: indico sin querer el camino
equivocado. está todo contaminado. tengo ansias. Y el pasado
que todavía existe se nos aparece  enfrente haciendo auto stop.
Lo subiste al recorrido.

Comienza la falta de agua, el motor que tose, las ruedas que se bajan.
el camino se ve hermoso. Pero no frenamos.seguimos hacia el declive, que
quizás sea precipicio. ¿realmente queremos matarnos después de habernos fundido a través del sudor y de las  emociones de un bienestar generadas por el encuentro ?

Vas embalado. Para que el costado no te distraiga. Pero lo veo. Lo detecto
No querés escuchar
 Preferís la ceguera de una luz que no puedo crear. Me siento un volcán quemàndote.
te das cuenta y no sabés apagarme.

Tiro a la fuerza todos mis males. Me empapo de esa belleza que tenía
dormida, estoy poderosa, con miles de herramientas para arreglar hasta
el momento del quiebre. Que lo sé. Conozco tu andada anterior.
El tipo de la estación de servicio me lo contó. Y supe que debía entregarte
mis tornillos, tuercas, debilidades y torpezas para que sientas el cuidado.

Y volví a ese pasado reciente cuando nos encontramos ya lastimados
con partes oxidadas, y con un mal viaje a cuestas. Y decidí recuperarlo, porque
vos me estabas prestando tus espejos para que lo haga.

Nos damos de trompa. Nos gusta. Nos empapamos . Somos huracanes
que se potencian cuando se unen. La intensidad llega al tope. A nuestro centro
se filtran rutas que no nos hacen bien.
Volvemos a pinchar ruedas. A subir cosas indeseables que no podemos bajar.
Me decido.

Incendio todo. Un proceso doloroso por amor. Para rescatarte. Bajarte de
esos anuncios engañosos y que de a poco cicatrices las heridas.

Empiezo a lamer, a escuchar tu gemido desde atrás. Te muestro todo
lo que hice para que renueves la chapa así nada se vuelve a filtrar.no hace
falta pintura nueva, ni mantenimiento alguno. Sólo tu restauración importa.
Porque necesito que manejes. Y que me lleves a descansar.
Pero el efecto de embellecerme arruinó todo. Vos ya no sos el que me chocó de frente. Estàs frenado e impermeable. Con tu pasado en el asiento del acompañante. Me desplazó. Lo preferís.
Y lo peor, es que las cómplices de la podredumbre generada fueron provocadas por lo único que creía que me cuidaban y protegían del mundo doloroso: las palabras.

Ahora, que se lo que es que alguien te importe, y que las palabras son malas porque no  cooperan, me quedo en marcha cerca de tu casa, hasta que la nafta se acabe y el motor deje de funcionar.

miércoles, 21 de febrero de 2018

Sos mi Horacio pero sigo respirando

Apuñalada toda la espera,
las rodillas lastimadas por rogar
abrazos que se evaporan junto a las
emociones suicidas. Se divierten ante el sufrimiento.

Hay una desconexión y absurdos camuflados
en la oscuridad que avanza y me asusta.
Nadie quiere ayudar al terror que emerge de las
palabras mal dictadas y separadas aunque tengan diptongos.

Vomito el ansia obsoleta. Lloro de emociones incontrolables,
aplaco la ansiedad y aplazo el tiempo que tiene en la manga al tiempo inmediato.

Pero ayer no te soñé porque no hay más intenciones cariñosas.
Y ahí supe que era señal para que me aleje. Que me olvidaste.
Que mejor siga trepando árboles.
Y aunque no lo creo, no quiero, no es segura la narrativa de las apariciones fantasmales
 empecé a querer al agua, por las dudas que te vayas, ya que
siento que Alfonsina me llama.


lunes, 19 de febrero de 2018

Estos son todos los universos que me quedan bien:
una galaxia en la frente, el infinito sideral en los dedos,
y tu nombre fusilado en el papel para abandonar el síntoma de emoción  continúa.
No hay sangre, sólo.tu ofensa
y mi cuerpo cicatrizado empapado de sal
corriendo en un combo desquiciado. Chocando con las emociones.

Mientras, prefiero soñar con atornillarme en tus hombros y abandonar
la mente en el aire, reflejo de la espera; ya no hay horas, sólo
palabras que acuchillan parámetros de nuestras ciudades que
emergen cuando tus piernas me abrigan.
 Y así, todo desde vos, se hace agua.
Me niego al salvavidas.
prefiero que termines de  ahogarme en la espera.
:::...porque creo en la reencarnación...:::

Es la intensidad del abrazo,
quererte en tu desapego,

y  hacés estallar el cuerpo.

el loco invertido del Tarot
como respuesta a la pregunta
que tanta ansiedad causaba.
Y la pitonisa que me aconseja
y yo diciendo que mis energías
fuertes eligieron una carta que era
para describir mis emociones y no para un proceso de adivinación.
Y no quise seguir.
Me fui.
Entonces supe que tengo que soñarte.

*No entendi el futuro.
*Al pasado lo despedí
*Y para  este presente elegí una runa con tu nombre. ( y le dibujé un corazón )

viernes, 16 de febrero de 2018

Te vas en forma de un garabato preferido
estampado en mi panza, tráquea, brazos y lengua perforada.
en tu estado salvaje y repentino de reacción es que me siento tierra
fangosa, en donde se hunden sólo tus ofrendas premeditadas.
decidimos actuar una pantomima de sorpresa ante un nuevo encuentro
en donde ofrezco luminoso mi cuerpo para que, con tus
palabras cuchillas, despellejes mis voluntades de abrazarte.

Así, extenderemos y seremos portadores  del dolor puro.


jueves, 15 de febrero de 2018

Intenté no llorar, pero el dolor de extrañar inunda
las cosas cotidianas.
El abandono burlón de tus acciones rajan mis carnes
que desean pudrirse.
y empieza la cuenta regresiva de las horas para tu entierro mental,
con adornos de fantasias y golosinas vencidas.

miércoles, 14 de febrero de 2018

y el momento de lectura fue de nacimiento.
los árboles se desmayaron y trajeron tus plantas
a mis pies heridos. lamí la mayor cantidad de salvia
que chorrea de tu espalda para que la asfixia sea placentera.

el desapego de tu cuerpo se hizo pasto desde  donde
aspiré el dolor de perderte. catarsis suicida de las palabras.
 un adiós invisible pero que se traduce en un nombre propio
--- y no es el mío ___