martes, 31 de enero de 2017



supongo que algunos personajes no deberìan
morir,

algunos rollitos no deberìan haberse velado...
pero todo es sì

y hasta encontrar todo lo que necesito
para estar un poquito mejor
tengo que viajar
y ver una nueva casa para habitar

y pienso que si hay tilos cerca
no serìa la indicada.

tomarè vacaciones en marzo
como los jubilados.

espero que las cursadas arranquen en abril
y que las entradas al quiròfano sean en febrero

no desayunè. otra vez.
dormir tarde.
imantando desvelos
para no pensar en la muerte venidera.

hay dos bichitos de luz copulando
y una araña los quiere atrapar
(porque no la saco)

la pared se raja cada vez màs
las ratas rondan en el techo
el perro ladra y salta rasgando la ventana
los gatos pelean.

hace calor pero tengo medias. no tengo un par sano.
no tengo zapas en condiciones.
encontrè un pantalòn largo y es espantoso.

*renunciar a la escuela*

dejè la cerveza, por una teorìa.
saquè cuentas y creo que necesitarìa una bicicleta.
-pero me da miedo en la ciudad-

adoro mis nuevos libros, no tienen puntas bàsicas,
son redondeadas y las hojas con dibujos plateados brillantes
hacen que cuelgue en buscar formas escondidas.
(no hay, creo)


traje barro a la casa. y no tengo fuerzas
para sacar la rama caìda.


acà: absorta en si de verdad deberìa
tomar decisiones o dejarme arrastrar


deberìa comer rmenos hummus y tomar màs agua.



...hay veces que no entiendo las ideas en la libretita y queda todo embrollado...

lunes, 30 de enero de 2017

para vos fue esto
o llegar hasta acà.
con los pies solos
y las manos en alto.

cuatro maderas sosteniendo
chapones y un durlock cortado,
es el refugio en esta tarde
fresca de tristeza,
en donde vomito de dolor.

insistir no sirve, tampoco importa
ni es necesario, la propia destrucción
de las palabras que saltaban el alambrado
clavàndose las espinas de los cardos era la
premonición de lo anticipado.

este lugar no tiene puerta y el viento entra
hablando un poco a las herramientas y otro poco
a la vegetaciòn. Oficio de medio.

pregunto si debo irme del lugar,
si les molestaba mi presencia en esa uniòn
de ventoleras y olor a òxido.
   ....            .....             .....
Me fui, pero guardè en el papel
todo el frìo y la magia del escondite.

viernes, 27 de enero de 2017

-

y es en la nubosidad de la vista que
te presiento  presentàndote
al encuentro que no es con mi sentir
abarrotado de dolores, pesimismos,
nostalgias y  algunas derrotas. Y ademàs,
como si fuera un plus de angustia,
tengo la cicatriz
de una estaca de madera en el ojo.

tu ideal, lo sigo sosteniendo en la desnudez
del devenir  inquietante a la reacciòn que
estàn respirando flores de primavera en verano.
ellas asfixian las paredes de la casa e inundan
con  humedad guardiana los cimientos que ceden
sumisos y en ecos al follaje,
arrojando ahogos nocturnos
en cada habitaciòn..

y asì, nacen y se reproducen las horas cenizas
que impiden alcanzar a la Biblioteca.
y lloro.
lloro con anticipaciòn tu ausencia que punza en todo momento.
lloro nombràndote con la cara sobre las rodillas
y sosteniendo las piernas,
alucinando consciente  que jamàs
tendrè otro abrazo astillado de sueño y cansancio.

jueves, 26 de enero de 2017

...................................

estoy enredando los dedos avaros 
revolviendo la ensalada de penas
tirando las cosas que escribì por un vos inexistente,
el cuadernito cada vez màs  tedioso de sobrellevar y mirar,
 la foto desenfocada, los dibujitos (bueno, sòlo corazones) y 
esa cosita que està saltando debajo de la cama. Insomnio es.
no merecès nada. sos uno màs.
un niño triste fingiendo campañas de amistad.
tenès una correntada de falso optimismo
y no podrìas ser un instrumento de relajaciòn
para mi cabeza que està generando electricidad 
mientras avanza encolumnada por tu espalda cuando te  piensa
en pesadillas que hacen llorar pero que existen para  aceptar el despojo; y la mente
se 
promete  no idealizarte  màs.

se miente.
ya se.

inventa todo.
tambièn.

pero que corrì en mi peor estado fìsico  para cruzarte
es verdad.
porque un dìa el corazòn reventò contra una cortina
metàlica.
y en su lugar se instalò un rayo infrarrojo
con el que  mido tu ànimo y energìas.


estoy enredando los dedos avaros
porque toman decisiones sin mi.

ya no te espero.
no podrìa querer a alguien asì

de alma esplèndida y triste.
y que no necesite de mi complicidad.

pd: igual te invitarè a  florear. mis dedos se desanudan con causalidad.

miércoles, 25 de enero de 2017

..................

Mencionè, en un pequeño argumento,
las palabras:
 follaje, idòneo, resarcimiento, presidiarios
y otras màs.
despuès supe que sòlo fue algo
mental por huir ante las cataratas discursivas de
los ensimismados que  rodeaban a mi masa corporal.

el lugar olìa a caminata suspendida
y las cortinas tenìan el mismo detalle
que mi ropa interior.

huì a la lectura que estaba al alcance.
revistas que daban vèrtigo por creerlas reales.
el horòscopo, secciòn favorita para dar sed,
auguraba un buen ciclo. un hazlo tù mismo afrodisìaco,
muy positivo. casi  podìa sentir que estaba abrazada
por capricornio retrògrado, por libra balanceando todas
las no decisiones mòrbidas,
y por la misma flecha que me identifica potenciada en
arrumacos larvarios.

era la primer semana que estarìa genial el cielo.
no desconfiè del astròlogo, pero sì que en veinte lìneas
de sugestividad visionaria y predictiva
existieran tres faltas ortogràficas.

volvì al soliloquio mental y no te enviè mi declaraciòn
de conceptos que estarìas esperando recibir
porque Jùpiter  hacìa posible que asì pensaras hoy.
no creì nada.

( supongo que esa decisión estaba prevista en el parte diario zodiacal, ya que despuès de horas  di vuelta la pàgina. supe que continuaban las predicciones  y decìa que mi intuiciòn estaba en alza. quedè sumergida en contradicciones ¿te hubieran servidos los conceptos?  )

........................-....

habitàs en cada ruido del segundero,
y en la alarma diaria que se pospone
para descansar un ratito màs.

estàs impregnado de actos inevitables
que se despiertan cuando la tarde
decide ragalar un poco de frìo
y otro tanto de lluvias que sangran condolencias
ante nuestro silencio que se cree relàmpago.
porque naciò cansado de reinventarse.

en la casita despintada de tiempos,
las flores del portòn se inmolan
los pastos se suicidan con insectos
y nuestros pies vestidos de puertas
se hunden en barro plateado.

nadamos.
en esa pequeñez de no necesitarnos
para avanzar hacia las caderas del sueño
que està cosiendo a las nubes para que dejen de
desnudarse y largar a la tierra pedazos de su alma lìquida.

y  logramos crear  un  arcocoiris pixelado
de emociones y colores lavados a mano.

*hacemos buen equipo*



martes, 24 de enero de 2017

...................................

tengo la correa en la mano
lista para que la uses.
no significa que podès dominar
sino que yo decido que
vos puedas hacer lo que quieras
conmigo.

no es necesario un collar,
atala en los tobillos
y dejame suelta en tu
 montaña de talento.

no tengo bien la vista
tampoco el oìdo,
pero sì el olfato delicado
y un paladar que sabe
saborear los pasos
que vas dejando.

la libido se alimenta de
esas distancias tumbadas
en diagonal, que duermen siestas
de colores sobre tus suspiros
de cansancio.

tengo el cuerpo desnudo
porque serè invisible para
el alrededor. hoy, como casi todos
nuestros dìas venideros, las personas
estàn y estaràn embelesadas por los ruidos
de charlas vacìas.

desplegate un poco hacia el costado
luminoso de insectos voladores
y tratà de comprender el gesto que estoy
alardeando embalsamada de dudas:
mi mano ofrecièndote la correa.


lunes, 23 de enero de 2017

.......

son colores
son flores
son cosas simples
collares de perlitas plàsticas
decorando el cuello de una nena
que se corre el pelo de la cara
mientras gesticula haciéndose la pitucona.

el sol se mete en una
 piedra transparente y sale
con brillo cegador. la señora
que la guarda en su cartera comenta
que el vestido de Vilma le queda pintado a Liliana,
porque tienen el mismo cuerpo aunque no la edad.

y que Julio no sabìa que ya era Lunes y que
tenìa que volver a trabajar la otra semana.

que los chicos preferìan quedarse
en el departamento y no bajar hasta la playa.
culpa de la crianza de los padres, se dicen entre ellas.
dueñas de verdades varias. la impunidad de la edad, pienso fugaz.
tiran yerba y me ensucian los pies.
no piden disculpas.
se rìen.
no me hace gracia.

sigo absorta en el libro mientras la sombra
protege del Sol.
No me gusta el mar, meterme en el mar,
me da terror chocar con otros cuerpos,
tragar el agua
los cuerpos que dejaron de respirar ahì.
que se aparezca un tiburòn, un cadáver,
algùn objeto indeseado.

es inevitable absorber el olor a oceàno y coleccionar sin
proponèrselo esos restos de  caracoles medios violàceos y en degradè .
(por suerte una ya no es vìctima a que te regalen un reloj
de caracoles formando la figura de un ratòn)

los vendedores de churros pasan cada quince minutos,
creo que todos son del mismo patròn.
el de los pirulines y el de los avioncitos de telgopor
no necesitan marketing. se venden solos.

una señora vende  remeras que trajo del Once y quiere
dar conversación.

hace mucho calor, la gente grande critica, los medianos
se tiran sobre la arena y los chiquitos gritan y lloran ante
cada formación de olas.

detesto el mar.
detesto la gente.
los espacios abiertos.
los que te  charlan porque sì.
los que te dan un pelotazo por error
y esa gente que pasa, te miran y algo murmuran...

sì amo la sombrita,  enterrar los pies en la
arena hùmeda, garabatear sobre la arena, jugar
a hacer volcanes, meter la mano en un hueco donde
el agua va filtràndose para imaginar una inundaciòn.y
de sacar la conclusiòn que si existiese en ese lugar un hormiguero, ellas sabrìan
còmo reaccionar ante las aguas.
amo el olor  a la madera mojada que llega desde muy lejos de donde termina el mar,
 al de los  yuyos de las dunas, el olor a aire salado,
y amo el vientito caluroso que hace picar los ojos.
Pero màs que nada amo estar sentada sobre la manta con mi canasta de mimbre
repleta de comidas y jugos frutales.llenarme de  los sabores y de los colores.
amo estar lejos capturando a travès de la càmara.
amo leer asì....
asì amo la playa mientras se que los demàs me critican por el aislamiento.

Divago contenta en la narrativa
hasta que los rayos del sol,
que pasan por
  las perlitas transparentes
que una nena llevaba pitucona adornando su cuello,
hacen nacer colores que pican y
me devuelven a la realidad.

ya no hay tanto verde,
porque tengo de guardaespaldas
el ruido de las màquinas
construyendo edificios.
màs edificios.

y ahì, puede ser que ame un poco al mar,
porque me da pena
que todos sòlo quieran sus aguas en un perìodo corto
pero no quieran protegerlas.

entonces hago un cartel, una pancarta, uniendo
las hojas A4, y las pego en palitos.
me cerco con palabras  que protestan a la indiferencia.

pero los veraneantes sòlo se preocupan por
tener un buen protector solar.

quiero tratar de no pensar
en las consecuencias de tanta
pasividad ante la invasiòn del concreto.

y eso sì que es triste.


pobrecito el mar.







----------------------------------------------------

El horror es bellìsimo,
encontrar juguetes en estas
palabras tambièn.

El dolor es cariñoso,
buscar pretextos para
sanarse tambièn.

La paz es ficticia,
tener sonrisas para juntar
las bombas tambièn.

El tiempo verbal juega malas pasadas,
no saber utilizarlos
al dialogar tambièn.

Lo monstruo es dòcil,
no saber ubicar en
contexto tambièn.


Las mirada es relajada,
las flores prestadas
de una corrida tambièn.

El transporte a tierra sos vos,
las luces que te desvìan y
las señalèticas mal leìdas
soy yo.

*circule a velocidad de peatòn*

viernes, 20 de enero de 2017

................

abrazada por el petricor
se imaginò desnuda
hundiendo los pies en el barro
limpàndolos en los charcos.

quiso volver a sentir esa
sensaciòn que los pastos
altos le dan al cuerpo.
un cosquilleo relajante.
una caricia rasposa
como lengua de gato.

de vez en cuando los
ojos cerrados se le deben abrir
ante el peligro
de los cardos. las espinas
causan un dolor indeseable.

siguiò imaginándose desnuda
caminado bajo la lluvia,
divisando a lo lejos una pequeña
luz.

una casa abandonada, la preferida,
en las afueras del pueblo.
custodiada de alambres de pùas
ya abiertos por todos los cuerpos
pasantes.

el piletòn grafiteado y garabateado
està preso de un gran cartel que dice
 "se alquila/vende"

las ùnicas alarmas son los animales sueltos
de las casitas que estàn a veinte cuadras.

son  patos,  pavos,  gallinas,
de cada uno de ellos tiene una pluma
en las piernas.
los caballos andan sueltos, corriendo
desaforados cuando aparecen los perros.

se siguiò imaginando,
 por el camino barroso;
no siente el frìo; la humedad del setenta por ciento
 con los treinta y ocho grados, son suficientes para
que el pegote y el sudor los pueda percibir
a pesar de la cascada lluvial.

se imaginò que harìa rutina:
sentarse en algùn escombro, mirar y tratar de
recordar para siempre los dibujos de los azulejos
antiguos. Intentarà sacar alguno sin resultado positivo.
buscarà carbòn y dibujarà saturnos y caracoles....


pensarà absurdos
y llorarà.

porque ni en un viaje imaginario puede
encontrar consuelo
ante el inminente  abandono.

(tambièn imaginario)




jueves, 19 de enero de 2017

.................................

el libro releído fue portador de doble entusiasmo,
el primero que saltò intrèpido al cuello fue el olor a tiempo infantil
 y el segundo una sensación rara por el papel guardado en èl.
era una cartita simple, con deseos que todo vaya bien en un nuevo año,
con un te quiero muchìsimo que jamàs fue real.

lo del olor al tiempo siempre se contiene a sì mismo y lo
lleva y trae a su antojo. eso lo hace màgico y que siempre lo quiera abrazar.
se puede discernir entre los diferentes
objetos y momentos que son dignos de marcarlo.
lo importante es apropiarlo y saberlo compartir.

lo de la cartita fue còmico, inentendible la acciòn de guardarla
porque en su momento fue dolorosa, algo parecido a una declaraciòn cìnica;
ahora podrìa sonar a escritura amorosa a destiempo,
no se corresponde una devoluciòn igual.
ni en su momento al encontrarla, ni ahora.



el libro desde siempre
es el ùnico portador de amor
de palabras deliciosas
donde mis ojos las queman vivas
de mirarlas tanto.

el papel, obsoleto y con cierta falsedad encubierta,
fue directo al agua.
fue un acto para palpar la desintegración de las  mentiras,
de las heridas, y de todas las
manipulaciones verbales por no querer reconocer otros amores con los
que se ocupaba un tiempo determinado y en donde los oìdos sòlo eran
oyentes de excusas. todos esos dìas
que inundaban de llanto, temor y un desquererse a sì misma
 tuvieron que comenzar a irse ...
y ayer, cuyo nùmero fue la sangre, fue el elegido.


miércoles, 18 de enero de 2017

........

"A veces algùn reportero compasivo les pregunta para què sirve la poesìa en este mundo deshumanizado y consumista" (Contra los poetas, Alejandro Zambra)

Entonces abriò la puerta izquierda de la cómoda antigua  y empezó a relojear  la caja donde estaban los cuadernos gordos anillados que los trabajadores de un ministerio le regalaban para que escriba, donde los garabatos de la secundaria daban pena, y en donde los papeles sueltos se superponían y los collages que a esta altura le dan màs vergüenza que orgullo. (Aunque daten de la semana pasada)

Tuvo que sacar la caja que alguna vez fue encomienda, portadora de fanzines y casettes comprados por catàlogos gracias a su amiga de papel. Despuès, tuvo que lidiar con los recortes periodísticos sobre excavaciones en busca de restos fòsiles, para seguir con un sobre madera con todos los estudios mèdicos, continuando con otros folios donde estaba todo lo que hace referencia al conflicto de los paìses de la llamada zona de la  medialuna.

Se agotò antes de llegar, pero cuando tuvo lo que querìa leer se alegrò. En parte porque en ese pequeño librito casero a base de fotocopias no avanzò màs que a sus conocidos. 
Frases, dibujitos, puemas y metàforas que le dan ganas de no hacerse cargo. Aunque por el momento se siga identificando.

Reflexionò sobre el premio otorgado por un cuento corto. Tratò de cuestionarse por què habìa sido el ganador si no tenìa nada de especial. Los comparò con los otros perdedores que tenìa gracias al intercambio. Dejò el pasado de lado y siguiò en su bùsqueda.

Antes, se sentò sobre la cama y volviò a releer a Zambra, su casi predilecto en esos dìas que un objeto le viene a la mente. Seleccionò otro color para  subrayar las oraciones favoritas de dicha  fecha.

Se perdiò en frases y se dio por enamorada (sòlo en el tiempo de lectura) de Vicente, de Oliverio y de Delmira.

Despuès sacò el libro sobre religiones editado por el Diplò y decidiò que leer sobre el estado actual de las nuevas cruzadas silenciosas que se materializan en bombas, era màs importante. 
En internet encontrò pocos textos de actualidad pero en cambio sì muchas imàgenes. Cuerpos mutilados, padres con sus hijitos muertos, algunos cuerpos apilados, otros sòlo el torso; en otras fotos las casas desplomadas y los cuerpos reventados. Todo bajo el supuesto llamado a la conciencia del mundo bajo el lema de "hazlo viral" . El horror y la muerte no conmueve ni asusta  a nadie, se naturalizó. Es algo normal. Normativas capitalistas.

El perro empezò a ladrar y entonces saliò. Era el vecino que no dijo nada en concreto, sòlo un balbuceò algo  similar a "opskddfgè" sin sacarle la mirada ... Estaba en tetas, porque en su casa anda en tetas porque hace calor.

El tipo se incomodò ante algo que sì deberia ser natural: el propio cuerpo. Pero estaba segura que no mirarìa con ese  asombro  las fotos de las muertes que va dejando la guerra y en ocasiones el hambre a la vuelta de la casa.  

No le importò lo que podrìa pensar el tipo; y  entonces tratò de rebobinar en sus neuronas por què habìa sacado todo de su lugar despuès de leer el cuasi manifiesto ·Contra los Poetas.

No pudo hacer foco en ningùn recuerdo. Mirò el librito pero no encontrò nada guardado o escondido.

Durante el resto de la tarde durmiò la siesta sobre el piso de la cocina.

Soñò con puertas oxidadas, con las ropas tendidas en los alambrados que cercan a los invernaderos, con camioncitos de plàstico, y con las bicicletas colgadas en los bicicleteros flotantes de la fàbrica.  Soñò con muchas risas. Con un recorte de la  infancia donde sòlo era feliz.

No se volviò a despertar.

Anda asì.


--------

Tengo retortijones cerebrales,
y es porque ambos hemisferios
trabajan de màs y la plusvalía
por pensar no tiene lugar en el cráneo.

Entonces, supongo, se transforma en caricia,
abrazo, hasta en un soplo de viento ....

Pero me di cuenta que no tenès tiempo para mi
y  todas estas ilusiones
y ahora
¿què hago con todas estas cosas tuyas que en verdad son mìas
pero que las fui guardando ( para que en algùn otoño lluvioso
mientras merendemos amor)
sean para vos?

Supe o tuve esa corazonada elèctrica muy
similar en el sentir a ese rayo letal calcinando los "te escribo",
que las predicciones del horòscopo fallan.

Soy realista,
y se que no gustàs de mi,
pero a veces me invento en
cualquier cosita ìnfima
aunque sea,
un poquito
poquititopoquitito,
que sì....

y despuès que no...

pero no dejo de sentirme manteca
sobre tostada tibia
cada vez que te veo.

*va a hacer mejor que empiece  a masticar las prioridades
y a disimular lo que no*






martes, 17 de enero de 2017

....

por las dudas hay que juntar los papeles
porque viene la lluvia imaginaria  con
todo su enojo cargado de nubes multicolores
decidida a borrar las huellas de las estampas
que hace rato deberìan estar en el tacho de basura.

*nota mental*

-

Pasaste a buscarme tocando con seguridad el timbre de la casa,
mi amiga abriò la puerta, vino hasta mi pieza y me dijo "se puso lindo para vos".

A mi no me gustabas asì, con pantalòn largo, chomba y una camperita que seguro te habìa salido cara.
(se notaba) No me sentìa còmoda de entrada viendo tu status en las pilchas.
El pelo estaba despeinado y el olor a agua de colonia o quizàs algùn perfume,
se sentìa en el aire y me daba dolor de cabeza, ganas de vomitar.
Igual dije que estabas lindo, aunque no pensaba eso.
Te habìa conocido diferente y no querìa eso asì: formal.

Caminamos un toquecito por la diagonal y fuimos hasta el parque o plaza
-algunos me dicen que parque sì y otros que parque no-
nos sentamos enfrentados,  a caballito sobre el banco de cemento y hablamos sobre los àrboles,
los amigos invisibles, las carreras elegidas, el trabajo, de miles de huevadas. Ya querìa irme.
Aburrida.

Pero te miraba y asentìa, contestaba, sonreìa o no. Creo que no reì en ningùn momento.
Sì, cuando contaste una anècdota de tu mamà en un ascensor de hotel. Como si te hubiera pedido
a gritos que la nombres a ella.


Despuès vinieron los silencios y miraditas cruzadas, era el momento del beso, sin dudas.
Pero no.
Empezaste a charlar sobre tus gustos musicales y me dieron ganas de bostezar.
Entonces te pedì disculpas, dije que tenìa frìo y me parè con ademàn de caminar.
Te quedaste sentado y me saludaste con la mano. Que me llamabas. Nos escribimos o
algo de eso murmuraste.

Cuando pasè por el costado de tu auto lo rayè con la llave y le tirè nafta para
acto seguido incendiarlo.
Cuando te vi venir te dije que lo hacìa por amor.


Pd: Todavìa no me acuerdo si esto lo soñè anoche o diez minutos antes de venir a trabajar  o si es la primera cita que una amiga tuvo con su primer ex.


lunes, 16 de enero de 2017

.................................................

Cuando escucho un ruido similar a madera correteada por ratones
se que es el momento oportuno para desangrar la palma de mi mano
que se siente atravesada por una daga como la que usaba Raphael de la tortugas ninjas.

Es, el ruido perfecto para escurrir de sangre las palabras que quieren contarte
los sucesos veraniegos;  por ejemplo, esas partes de las constelaciones que vienen cada
tanto a dormir bajo la mesada porque es el lugar màs fresquito de la casa.

El ojo escucha màs que el oído y el pago por tal osadìa son unas ojeras lineales,
como bolsas, pero alargadas y en base doble. Maquillaje natural por pensar.

Las plantas son sòlo tallos con algunas hojas, lo demàs, el resto, lo que estaba naciendo,
fue alimento para las hormigas que salen a pasear debido a la humedad.

Mientras tanto, la mano se pone gordita, porque se llena de amor
que no escupirà pero que sì repartirà en las venas; hinchàndolas y
haciendòse sentir fuerte-fuerte cada vez que la circulaciòn cumpla su ciclo.

Asì, o algo similar, como las figuritas de manuales describiendo
el proceso del agua y sus diferentes estados. Las frases van
inundando el patio de abortos palabreros y de sonrisas barrileteadas.
Todo lo que parece mugre, podredumbre o basura no es de preocupación alguna.
 Tu indiferencia
las absorbe, permitiendo que el ciclo de la palma lastimada comience.

Eso pasa porque siempre fuiste bueno para el trabajo sucio.

gracias.

,,,....

¿Dormir con una persona es compartir la cama o cuenta el estar una noche desvelándose al lado de ese cuerpo sea cual sea el àmbito en que estèn?
 ¿Tienen que enterarse los cuerpos que estàn durmiendo o pueden andar esquivándose?
¿Còmo es que hablan los ojos corporales y còmo es que responden?
¿Cuàles son las caricias verdaderas? ¿Las que se esperan y no llegan o las que llegan sin esperarse?

Me contò .....  que èl estuvo durmiendo años al lado de ..... y que ella no lo sabìa. Hasta que se aburriò y decidiò levantarse.
No entendì si èl o ella.
Pero empecè a cuestionar los motivos de dormir.

Estuve dìas analizando la situaciòn, y creo que cada vez que te veo tengo narcolepsia. Si mi cuerpo te hablara o si lo està haciendo, creo, supongo, no està manifestando el verdadero sentimiento que tiene hacia tu cuerpo.

Es complicado el cuerpo. Las energìas y esas cosas. Pero sea cual sea el mensaje, claro està que tu respuesta es huìda o estancamiento o que estàs ¿dònde estàs?

Noche de cumpleaños. Y me cuestiono para què me invitan. Siempre las mismas charlas. Siempre se quejan que deje de escribir y anotar las cosas que dicen. Y mi cuerpo siempre sentado en algùn costado contra la pared. Cerca de alguna salida. La sensaciòn de saber que se puede ir sin que nadie lo ataje.

Puedo mirar desde otra perspectiva a las gentes que se sonrìen. Y deduzco que ni siquiera saben cuànto cumple el agasajado.

A nadie le importa. O a casi nadie. Con estos calores creo que vinieron a pasar el rato y a desahogar la soledad que deja la ciudad en Enero.

¿Por què accedì a estar acà?

Alguien, el màs indeseable pero que a todes le cae bien (pura pantomima de guiner, pelotudo) me charla sobre el pueblo...Toso...y con esa excusa mi cuerpo que lo repele fue hasta la cocina en busca de agua, para acto seguido, abrir una puertita, salir por el lavadero, y bajar por escalera hasta la calle.

Ahora escribo en el micro la odisea del escape.

Deduzco que mi masa corporal es algo asì como un ente,

porque todavìa nadie me escribiò para saber còmo estoy.

(ya estàn acostumbrados a mi vida social)

....

planificar las vacaciones sin tiempo no es mi gran fuerte
y en estos dìas de insomnio cambiè de rutas tantas
veces que ya no se que era lo que querìa.
a todo esto, me tiraron tres gatitos en el patio
y un perrito nuevo.

¿me ven cara de què?

me di la cabeza contra la pared por huir de un sapo que
tomò por imprevisto a los pies mientras limpiaba el patio.
llorè y pensè que necesitaba una caricia de mamà,
esas pasaditas de mano que todo curan.:

un golpe, una nana, un dolorcito en el alma, un desamor confesado...

un golpe seco entrò a la casa mientras merendaba.
golpean las manos,
me dicen que el perro se cruzò y que habìa entrado rengueando.
fue el susto, nada màs.

de todas formas habitar este pueblo es de susto total.
y todavìa no puedo curarme de los espantos.

viernes, 13 de enero de 2017

bubblecorazòn

està encerrada en el congelador
una burbuja corazòn
que tiene orejas de conejo
y patitas de oso polar desnutrido.

le doy de comer dos veces al dìa,
porque sino me acuerdo patea
y chilla  similar a un pavo ¡insoportable!
y la gente del barrio me mira raro
cuando salgo a sacar la basura



por suerte no tiene manos
y duerme mucho.


sòlo se alimenta del frìo
y de mis rutinas.



.......

Ayer la Luna empezò a supurar cariñosa
palabras de arrumacos con sabor a jugo
exprimido sin azùcar,
y todo el alùd de luz caìa directo
a la palma de mi mano derecha.

la calle de tierra hacìa picar los ojos
y los pies iban sintiendo cada piedrita.
los sucuchitos donde los albañiles guardan los  materiales
oficiò de refugio para poder escribir tranquila.

¿què vi ayer, cuando el insomnio me obligò a pasear?

vi al Sol bailar por haberse emborrachado con el agua de Marte,
vi a las constelaciones desarmarse y crear nuevas figuras:
vi la distancia que existe entre nosotros, sòlo porque vos
lo decidiste, y tambièn vi a las excusas con pasaportes siderales.

vi un corazòn que estallaba
una pierna amputada
unas pestañas enredadas
y algunos suspiros rectangulares.


Pude oìr el sonido que las hojas y las  ramas hacen cuando
chocan entre sì y tambièn el caminar ligero de las hormigas
que predecían la tormenta.
Eso me hizo recordar el ruido de los besos
que volaban desde tu mejilla hasta el cuello, 
hasta los brazos ......hasta los dedos cortados y cicatrizados. 

Despuès avancè  por entre los caminos que los animales
dejaron por la rutina y lleguè hasta una tranquera que conducìa a una 
casa de fin de semana bastante abandonada. Hermosa, por cierto.
Olor a vereda caliente que se moja con la humedad de la noche.


Me tirè en el patio, abrì la mochila y armè un picnic nocturno;
releì a Calvino hasta reventar de cansancio. 
Los caracoles marcaron las pàginas con sus babas y los
mosquitos decoraron con puntitos rojos las piernas.

Ya, cuando todo parecìa dicho,
me arrepentì de no contarte la salida
y que me cuentes si vos habìas salido.
Guardè algunas cosas y volvì a casa.

Comprendì que ya me mataste de emociòn  hace rato.
Y no hay un  fin ni otra vida que pueda eliminar el llantito divertido 
por el logro de haberte obtenido en cuotas. El famoso, pasito a pasito.
Que recièn ahora (porque reacciono a destiempo) estoy sonriendo del halago que significò
para mi descuidada almita.

Salvo la Luna, claro. Que me hipnotiza y obliga a que le de charla y guarde su luz.

Salvo los Libros, por supuesto, que me muestran la realidad de diàlogos no dichos.

Salvo la cursilerìa, muy demàs aclarlo.

Salvo, quizàs, tu vida cuando se deje nombrar.




 no hay que preocuparse
por las tazas anticuadas donde se
toma el tè.

no estàs invitado. ni tu familia.

desde la ùltima butaca del teatro
voy a mirar la obra
 con auriculares en los oìdos
para despuès escribir lo que me de la gana.
y espero que te disguste.

voy a salir corriendo a buscar
papas fritas transgènicas,
llenarlas de salsa picante,
arrepentirme de comerlas y acto seguido
 vomitarlas; de una manera parecida
a como lo hice con tu discurso.

el dolor emocional por no querer aparentar
fue superando el umbral de simpatìa.
¿què carajos te importa mis quehaceres?

se quemò la làmpara, no quiero comprar otra,
revoleo la manigueta como lo hice con todos los
pedazos de tela que jamàs così.

"el rollo està velado" me dicen.
y sin importar obliguè a que el proceso
siga.

algo saldrà.

no como se espera...

al fin y al cabo

¿què es lo que hago bajo los paràmetros sociales establecidos?

sì,
una sola cosa...

gustar de vos
y llorar mucho dejando que el
 insomnio se vuelva rutina;

todo
porque ella me dijo
que vos

jueves, 12 de enero de 2017

----------------------------

horrible es querer decirte que tenemos que juntarnos
porque encontrè enfermedades nuevas para reirnos.

no quiero que pienses que soy mala, o sì,
ni idea ya...
no pienses, por favor, no pienses....


funcionà unos dìas en automàtico y venì a visitarme....

no va a ser necesario dormir porque vamos a reventar
de presentes a base de  letras, oraciones y dibujos adosados en la pared...


re manija tendrìamos que estar, pero caminando podemos llegar 
hasta un piletòn abandonado y ahì, entre el olor de la honguera,
sacarnos fotos ¿se dice eròtico ahora, no? o algo de eso....


podemos mirar adentro de las casas que siempre estàn abiertas y ver sus programas de televisiòn; y entonces comentamos en voz alta y que la gente quede flacheando....

y despuès podemos ir a visitar a  un amigo
y teorizar
giladas, drogarnos y caer a otros amigos
caretas y delirarlos.

hagamos cuentos cadàveres 

recitemos puesìas sin sentido 

y hagamos pis en la calle...



ya tengo todo el tour.... las antisalidas...

frikiemos.... 
recontraporfavor

...

tengo la cara dolorida,
ayer una estaca de madera
me dio en el ojo.

vino Cupido y pidiò
disculpas.

"fue mi error, querìa probar nuevas tècnicas y formatos. estoy cansado de tirar flechas"

la verdad no me importò. ya otra vez tuve la sensaciòn que eso habìa pasado. no quise arriesgarme a hablarle de los dèjà vu .  porque sentì que era màs de lo mismo. las mismas quejas y berrinches  y despuès, cuando pasa un tiempito, termino suspirando aliviada repitiendo frases "de la que me salvè" "menos mal, sino ahora estarìa bancando tal cosa, tal otra" y a decir de amigues ...mejor no reproducir.

la cuestiòn es que  me preocupò màs saber si Cupido sufrìa de artritis o alguna dolencia muscular. lo de mi ojo no hubo drama. porque tengo que ir a la oculista de nuevo. tanta miopìa sirviò de algo.

tomamos agua "natural, no de la heladera", hicimos ejercicios de estiramiento corporal. jugamos al chin chòn y escuchamos charlas ajenas.

en un momento de la noche escupì todo y me saliò el lìquido por la nariz. algo o alguien  dijo blasblas que causò mucha risa.
algo de vos, de èl, del otro, de ella, de todes, de gente que ni conocìa....otras sì, por los rasgos,  nombres, de pasadita.... despuès me quedò el cosquilleo en las fosas nasales y ardor en la garganta.

pero por suerte me entretuve encastrando figuritas de caras.
 juguè a eso.
a armar parejas.
no se si habìa amor. pero si una uniòn forzada a base de un ente que dispara desde la espalda que tuvo mi ayuda.

tratè en forma disimulada de encontrarte pero ya no estabas.
habìa alguien parecido, y no pude distinguir si era una foto vieja tuya y estabas disponible o si  era la obtenciòn de  tu doppelgânger.


no supe si decirle gracias o llorar o sentirme liberada.
dudè ¿què hacer?

como siempre, perdiendo las oportunidades por analizar todo.

què  cosa rara como pasa  eso que le dicen amor. imaginate que por unas horas dependiò de mi


y tenerlo entremanos pero mejor dejarlo andar.
.para mi mintiò en algunas frases...

no quiero pensar ahora....
pero que era raro ese Cupido y eso de las uniones y del cambio de materiales.....lo era...



* las visitas que recibo*










miércoles, 11 de enero de 2017

Llegò cansada a la casa.
Con todas las risas contenidas.
Sacò los dibujos y les tirò agua; reciclò tu cara
para escribir encima.

Trasplantar plantas fue su actividad deportiva,
para despuès recostarse, rascarse la panza,
y fumar pensando si ya era tiempo de dejarlo.
¿Què sentido tiene hacerlo si no puede compartirlo
con los amigos invisibles que se fueron de vacaciones?

Què feo que sos mar. Què feo el Sol tan fuerte.
Què feo quemarse. Què feo la gente apiñada:
paleteando, peloteando, tejeando, mirando todo.....





Prefiriò jugar a armar palabras nuevas
desde una palabra en concreto:

INSIPIDO

nido
pino
don
pis
pido
ido
piso...

y se acordò de las horas en que competìan
para finalizar todo en pelea
o en busca del diccionario.

¿jugarà con ella? ¿con èl? ¿con quièn?

¿jugaràs?

¿aùn jugaràs?

El scrabble le pide que lo use
pero a nadie le interesa.
Lo hace sola.

Y de nuevo se acordò de vos
¿jugaràs con ella? ¿con èl? ¿con quièn?

¿jugaràs?

¿aùn jugaràs?

¿Alguien se reirà de tus chistes tontos y de toda la torpeza para andar?

Se sonò los dedos de los pies y pensò en una canciòn de los noventas.

Empezò a encerrar en nubecitas los alquileres pròximos,
ya cansada de ver monoambientes, techos rotos,
patios de concreto....
mirò y sacò cuentas de las cursadas obligatorias vencidas,
los horarios, los cursitos, y en eso
 se acordò del rollito velado.



Tu cara està oscura, silueta carbòn,
pero que igual sabe distinguirla
en el pedacito que corresponde.
ahì, justo despuès de la librerìa.

Una odisea para retenerte en un instante propio,
sin que lo sepas.
Y riò con ganas, por las dudas,  por si llega
antes el invierno atascado de adioses.



.

No se lo cuentes a nadie,
pero mis collages caminan por la casa.
Se van desprendiendo los recortes desprolijos
de las superficies donde creaban mundos,
exigiendo que los embellezca.
No puedo, me gustan asì, con bordes zig zag
con arrancadas a mano
con mutilaciones.

Me lloran, se arrugan y los veo agonizar.
No puedo hacerles caso.

Caen tipo alud de todas las carpetas que
tenìa ordenadas en la bolsa fucsia.
Aparecen palabras, frases y libretitas olvidadas.

Me gritan que deje el brazo quieto,
que ya estoy grande para eso,
y despierto, o vuelvo a la realidad,
o ni idea de lo que pasa.....

extraño mis crayones.
no me gustan los hospitales.

*me alegro salvarte de mi*


lunes, 9 de enero de 2017

...

ahora no, pero a lo mejor un viernes
podemos hablar
que quiero un otoño con abrazos,
con màs paredes para rayar
y con pogos esporádicos.

que quiero perder el miedo a pedalear en la ciudad
a los lentes de contacto
y a la gente que lastima.

podemos hablar que necesito que poses o te dejes mirar
sin que lo cuestiones y que me pueda llevar
el libro que tenès y tanto me gusta.


ahora no, pero a lo mejor un viernes podemos hablar
de lo turbio que son algunos puestos de comida ràpida y
taxistas nocturnos. De lo ricas que son las papas fritas, la fainà,
la mostaza y
el hummus.

el viernes te puedo charlar de lo que necesito
de vos, y que vos me digas para què me necesitas.

sino hablamos, quiero que sepas que al menos
dejè un temor al costado del corazòn,
anudè el alma
y toquè el timbre de tu casa.






viernes, 6 de enero de 2017

las faltas

a las dos y cuarto de la madrugada suena el timbre del chat caralibrero.
me asustò por lo que podrìa haber pasado. no era hora de entablar conversaciòn, por  mi edad y por los compromisos con la vida
tales como:
trabajar
aprovechar a ventilar
lavar la ropa y màs las sàbanas porque se secan ràpido
hacer una lista de mandados para el finde
tener la bolsa a mano (sì, y la de los mandados) para aguantar el peso de lo que llevamos
pensar a quièn visitar
planificar descansos...
y demàs..........


Como decìa, a mi edad a esa hora un mensaje alarma, no es para  conversar frivolidades. Y màs teniendo menos de 46 amigos virtuales.


 Agarro el celular y pienso que tendrìa que cambiar las calcos que ya se rompieron. (ahì empecè a pensar si hice mal en pegar calcos de papel y no plastificables, etc)
miro la burbujita. pero no veo. palpo el piso en busca de los anteojos.
tardo en acomodarlos, me los estaba poniendo al revès.
hago click y toquè otra aplicaciòn,
la capacidad de coordinar no es mi fuerte y menos entredormida.
abrì algo que estaba lleno de publicidad.
pensè, por què me complico tanto ¿por què no serè amante del mar y entonces ya sabrè què harè en los veranos o dìas  de calor? ¿ por què detesto las piletas? ¿ por què no las siento como sinònimo de frescor?
pensaba si te gusta el mar. si te gusta chapotear.
ojalà sì. asì te vas y yo puedo leer y rayar los libros con tus làpices.y verte en cueros. ( y ahì me acordè de los vellos pecheriles, reì, me puse seria, e imaginè còmo serìan mojados)
què fàcil delira la cabeza.
què simple que soy. debo ser aburridìsima. (ahì pienso si me preguntarìan què me gusta hacer,contestarìa: leer, gasto bocha de guita en libros y los tengo que leer en el dìa, me desespero sino leo, sino escribo, sino rayo las paredes y muebles y todo lo que tenga a mano, no me gustan las etiquetas en los envases, tengo muchos làpices, crayones, tèmperas por toda la casa, tirados, desparramados, a mano, desbordando tachitos o vasos que ofician de  lapiceros, despuès me gusta,,,etc..etc... y pensè que jamàs en mi vida tuve una cita romàntica o por el  interès de alguien, esas como las de las pelis. a nadie le intereso. menos mal. no sabrìa conversar, supongo, serìa tan pesimista en todo, criticando cada cosa, imaginando la vida de las otras personas que estarìan en las mesas, o en los alrededores, pedirìa lapicera y escribirìa las servilletas, sacarìa mi agendita, cuaderno, libretita y la cartuchera...harìa un dibujo garabatoso y me quedarìa sola...sì, seguro....No alcanzaría a preguntar al otre si es diestro asì me pone los rollitos en la càmara porque al ser zurda los velo, hago todo al revès...y si lo lograra, el tema de conversaciòn serìa eso: impedimientos de ser zurda, que tengo que verbalizarlo porque cuando intento abrir las heladeras de los sùper para sacar birra, agarro del lado equivocado, siempre del lado equivocado...etc....basta...creo que ahì estornudè y volvì a agarrar el  celular...)

Retomo:

con los anteojos ya bien puestos, vuelvo a la burbujita.
al final

era una amiga que seguro estaba al pedo o a lo mejor saliendo del laburo e iba en taxi y para disimular que estaba hablando con alguien porque tenìa miedo ( pensè en la palabra amiga, en la definiciòn de la misma, en por què la tenìa en la virtualidad, en el miedo, etc)

leo:
"Hola Mica, feliz cumple hatrasado (...)"
no pude seguir leyendo
me desesperò la H casi de la misma manera que la oraciòn de un  evento que no puse "asistirè" porque escribieron "a medida que vallan confirmando" (y me acordè que sì fui, que con un amigo ya no dàbamos màs del hambre, que hablè de boludeces con desconocidos, que ni se lo que dije...un desastre)

me siento en la cama, busco agua, sueno el cuello, y en un pensamiento algo fugaz pensè si tendrìas faltas ortogràficas...
retomè los crucigramas.

Hoy vine a trabajar con insomnio.
 pensando que jamàs tendrìamos una cita.
y ya no se si hace falta que la tengamos.




jueves, 5 de enero de 2017

jamàs esa diagonal que sale de plaza moreno para no llorar

Recièn agitè la diagonal para llegar màs ràpido a destino
y poder besar y mirar a los ojos a los àrboles
que estaba extrañando por sus  miradas y anècdotas.
y te crucé.
estabas ausente, como surfeando en olas imaginarias.
tropezando con baldosas.
con otra,
o con la que siempre estuvo.
y yo ahì, casi enfilada con ustedes.

patito feo fui.
fuera de tiempo caminè.
respirando las exhalaciones de su amor
o de su afecto o de lo que son.
de lo que siempre siempre siempre , màs siempre elevados al cubo, me advirtieron que eras.

corrì de espalda, desesperada para que no me vieras y te burles por ser tan incrèdula,
y asì nacieron ojos en los tobillos y pude huir
mirando con àngulos increíbles y sin
perder estabilidad.

se te cayò una microfibra
y la guardè por un poro que abrì en el cuerpo,
a la altura de los hombros.

porque si alguna vez me besàs,
al menos quiero  tener un gusto  en mi sudor
que te haga bien.

y a mi tambièn.


de eso se trata...


pero ahora, que enfilè por otra calle paralela y no cruzarte màs,
te vi sonriendo,
 hermoso,
con el pelito despeinado, revuelto,
 con otra, con esa, con ella, con la que suponìa, con la que me dijeron,
y desde ahì, desde esa hora que el sol pegaba con dolor (harà veinte minutos)
quedè como una lapicera reventada,
enchastrando todo lo que me proponga hacer.

imposible de no salir damnificado con un manchòn; y
asì, de eso modo/manera entendì que ya es una  fantasìa abortada
 que te vuelvas a acercar.



.

Se daba la cabeza una y otra vez  por no querer creer todo lo que escuchaba. O por sì, creerlo. Creer lo que le habìan dicho fue aplastar la imagen que ya se habìa caìdo de ese amor idealizado.

Hace cosas lindas, pero èl ya no es lindo.

 Es malo. Egocèntrico. No sale. Malo porque no es bueno, y si sale es porque da vueltas, nada en particular aprecia; no sabe apreciar salvo lo que èl decida hacer.
Si èl decide piensa, si decide què hacer es emprendedor. Pero esa iniciativa es sòlo porque es un  emprendedor del propio ego a costa de herir a los demàs.

Por eso habrà hablado asì de vos, le dijeron.

Se convenciò fàcil. Fàcil como la tuvo y la desechò; pero ¿quièn se creìa que era para decir las cosas que dijo a un tercero que le contò a un otro y este a la novia  y esta a una amiga y esta a un primo y el primo al amigo y el amigo a un compañero de taller y este ùltimo le conto a ella? Quièn se pensò para dar detalles y despreciarla asì.

No sòlo los pueblos son chicos. Al no creer en algùn dios tampoco pensarà en infiernos grandes.  Sòlo se le viene a la cabeza ubicarte en  la imagen de un Dorè en la Divina Comedia.


La soluciòn la encontrò en el mismo lugar y con la forma de siempre: fuego.

Porque la de romperte la cara ........ No valès tanto.

Se calma, se ducha, sale a caminar, vomita un poco del dolor y comienza la nueva fogata.

La ayudo con el alcohol de quemar. Fui còmplice al escuchar todo.
Jamàs confesar que tambièn te besè.

Y unì las cosas en comùn al ritual.

miércoles, 4 de enero de 2017

.............

duelen los juegos artificiales en los ojos,
el ruido de las explosiones repliega al cuerpo
que no tiene  dònde protegerse.
lo manifiesta, sòlo temblando y eso es suficiente para que
algùn 
otro cuerpo cerca rìa del movimiento elèctrico.
que es similar a cuando se mueve por  un golpe de  electroshok
o un beso que no le das y extraña.

martes, 3 de enero de 2017

-----------------------


El vecino golpea la pared estableciendo un estilo de comunicación primate: le molesta, estoy segura, que practique con el xilofòn.

La que le espera, pienso mientras sigo re contenta sacando temas con escalas bàsicas de educando de primaria, cuando llegue el metalafòn.

Y sigo rumiando los dodofafa y me equivoco, porque es dolalami..

Golpea de nuevo la pared. Me cuestiono por què me banco que me haga callar. O si en verdad es otra cosa.

Ya fue.

Voy al patio. Se larga a llover y decido salir a caminar en busca del arcoiris que no se ve.

Me empapo.

Pero no dejè de pensar en teorìas.

Me acordè que tenìa que volver a trabajar.

Me baño. Entro en pànico por un sapo.

De un saque termino la libretita y me angustio por todo lo que cuelgo con todas las cosas que querìa hacer.

Desarmo la mochila. Tiro papeles, encuentro plata desparramada, entradas de recitales, dos SUBE y un nùmero de telèfono anotado que ni idea por què ni de quièn.
Me di cuenta que traje un papel ajeno.
Espero no ser una anticupido.

Lavo los dientes y reflexiono que deberìa cambiar el cepillo. Y limpiar el espejo que siempre queda decorado con la pasta dental. Y que tambièn tengo que comprar una tapa al inodoro (aunque la levante o me parezca una cosa inùtil). Y que la cortina es espantosa  y jamàs la cambiè. Y que ademàs de todo eso, la pileta sigue cada vez màs manchada con las tinturas y el dìa que deje la casa tendrìa que comprar otra.



Abro la heladera y sòlo tengo tres latas de cerveza, una vegetalina, un limòn seco, un tupper vacìo y albahaca arrugada por el frìo.

Asì no se puede. Me dije basta. Basta porque la panza empieza a estar redondita por  el alcohol que no estaba acostumbrada. Y pienso giladas.

Y no sè a dònde   iba con todo esto....
ah! sì!
Pensaba que sos lindo. Muy.

 Y el vecino empezò a golpear la pared y cortò toda esa  inspiraciòn.
Porque estaba creando una canciòn para vos.

*cambio y fuera*









-.-.-.-.-.-

Leo comentarios sobre poesìa. Felicitan al poeta como si èste fuera a responder.

Entonces comencè a teclear oraciones a cada gente que opinò por opinar: "El poeta muriò al principio de los 90. En verdad se suicidò. Realizò el gran acto. Aunque tambièn ya lo habìan matado con torturas, càrcel, discriminaciòn y con una prohibiciòn para que lo leyeran."
Lo borrè.
Supe que si pensaban que estaba vivo, jamàs se les cruzarìa en la cabeza que estuvo preso por ser homosexual en la Cuba castrense. Mejor no meterme en terreno tan delicado para las agresiones virtuales.

Por un rato me divertì leyendo esas bobadas pero al instante (ahora) vuelvo a sentir el dedo ìndice derecho dormido. El veredicto : "Fue una picadura de araña, se pasa solo" Cinco dìas ya.
Puedo ver la picadura, un pequeñito orificio.
Pude ver muchas cosas.
Puede escuchar otras.
Pude hablar de vos con un chico que gustaba de mi. Dije "estoy enamorada de otro, de èl, miralo"
Y ahì descubrì que el significado de estar enamorado es otro concepto al que manejo.
Estar enamorado es gustar de alguien y ya.
Discutieron que no.
Empezaron a eleborar escalones de palabras hasta llegar al cùlmine; el enamoramiento.
Escuchè respetuosa pero no iba a cambiar de parecer.

"No podès decir estàs enamorada si sòlo te gusta, la otra persona no va a entender eso"
Arremetì con un "tampoco se si es persona, es gente aùn, no lo conozco bien, ni idea lo que de verdad piensa"

Empeorè todo con mis propios paràmetros de gustar/enamorar. Y un poco me despachè ante tanta simpleza con las que mis amigos decìan que te podìa gustar cualquiera en cualquier lugar. Para mi hay deletes:
*si usan crocks (o como se escriba) como algo natural.
*si tienen faltas de ortografìa.
* ausencia de biblioteca en la casa (letal, imperdonable, ni categorìa de gente)
*si son fachos
* si fuman tabaco
*si piensan que siestear de vez en cuando es pèrdida de tiempo
blablablablablablabla

y asì,,, me dijeron de todo.
Y quedè seria. O preocupada. O enroscada.
Como zombie.
Fui al baño, tratando de disimular la descompostura de los gestos faciales.
No llorè, pero sentì un ardor en la cabeza por no saber tus paràmetros y en todo lo lejos que estoy para alguna vez darte la mano al caminar.