miércoles, 29 de febrero de 2012

Atrapada en el contexto de las escalas de grises y paranoias del recuadro impuesto por antojos de fronteras artísticas, es que gritan, con sonido de guitarra distorsionada, las manos de la mujercita creada al compás del humo del cigarrillo. Rayos solares frutales, nadadores del mundo, conocedores de noches y brillos, atemporales y sin vidas, festejan los sin colores que se explayan sobre el aire cósmico de miradas tapadas que se exponen en el ojo sorprendido. Basura de enojos cocinan pasajes para encontrar a los colores fugados, que se muestran para seducir, y desaparecer en las entrañas de los puentes que conectan a bailes lunares y planetarios. Con pasitos descompaginados es que las sonrisas sonrojadas se mueven de pincel en pincel, huyendo caprichosas, sin dejarse entender. La mujer suda y vuela enrollada en sabores que desmayan neuronas; intenta escapar hacia las explosiones mentales, a las puertas de los adjetivos que besan repulsivamente las probabilidades. Y es así que ella te hace perder en su mirada y te encierra. Es su plan. Y funciona.
(ilustración de Daniela Casal)

ANAHÍX (INDIECITA HERMOUSAP)

Cosa más resplandeciente tu cuerpo enroscado por el fuego que se abre al cielo que chorrea sangre de tus sangres combativas; desde la punta de tus dedos trabajadores, esclavizados por la existencia de nuevos dogmas que maldijeron a tu mundo, hasta los talones curtidos de rabia. Idealista estiras las dudas y penas hacia la tierra abonada de desdichas ante las prohibiciones de ser propia y solamente tuya. Huyes de las cruces evangelizadoras y te estaqueas rebelde en un sitio, demostrando tu pura femineidad inconformista al nuevo sistema que se impone abruptamente bajo latigazos y espadazos. Ahora, azota el viento atrevido a tu flor acampanada sin ruidos. O digamos, a esos ruidosos silencios de conquista frustrada ¡única fuiste y sigues siendo!, existiendo en temporadas de calendarios instituidos. Ahora vos: llamada la indiecita fea, con tu hermosura oscura, desprendiendo tus aromas de libertad, nos acercás atemporalmente melodías de insurrección.
(ilustración de María José Daffunchio)

en proceso

A: de Alegría……..me gusta que sea de angustia y de Anarquía….de Amnistía..de Ambre……si de ambre que no aguantó y se comió la ache porque sí…siempre la a glotoncita….no por nada la a es así de pequeña y termina siendo Así y representa anfitriona las tierras más preciadas; la que aún se busca, Acracia, y la que se está descubriendo América….la desnutrida África y la necia África que ahora también tiene estadios mundialísticos para seguir masacrando personas…y la parte americana que sigue presa del capital armamentístico América del Norte….la A es valiente…imponente….la a de Ayer…la de Ahora que saca a pasear a la ache…la de Anoche….anoche…anocheeeeeeeee…que te encontré espasmódico leyendo mientras fingías dolor y llorabas como un ternerito….ternerito mamón de ideales, me acostumbraste a mamar adioses y causalidades. ¿corrés libre vos? -------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------- Ahora la luna piadosa me llama al cielo para jugar a la rayuela. Trato de subir hasta el árbol más alto para tomar envión pero resbalo y no me lastimo. Ayer el río se tragó mi libro idiota. Ayer el ojo tuyo leyó palabras prostituidas por mi mano y necesidad exasperante de hablarte…de correr hasta vos y escupirte en la cara, patearte en los testículos y quedar mirándote….por si agonizás…… mejor si si………. ….pero ni siquiera eso. ---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------- ------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------ Ese martes supe que no me querías y que Tontita no te haría quedar. Me desgarré los suspiros y navegué en la cama…escupiendo estrellas exprimidas de tantos deseos que le había pedido. ---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------- Tenía que desgravar entrevistas y acá, digamos en ese momento de trabajo, la tecnología con su gran avanzada no servía de nada. El casete estaba cansado de que lo rebobinara…para atrás rrww…para adelantar ffww…¿entonces nosotros en dónde estábamos? ¿en rrww o ffww? Creo que en rfww…ni para atrás ni para adelante…ni estancados…sino que estábamos ahí…no. Ni siquiera stand by. Mierda ¿dónde estamos?

Imphaz (

Emocionada hasta la angustia, con la bitácora oxidada de violentas alegrías, toca a través de la escala musical a los labios del viento que surgió enamorado de la simpleza de los reversionados la-la-la. Carraspea sonrojada al verse amada por el perfume del dolor. Se torna encantada bailando con los brazos aferrados a su humilde vestido dejando al aire la guitarra, extensión de su corazón confundido. Vuela congelada la apatía de sus palabras que no pueden resistir al brillo de los caprichos golpeados de flores hermosas, que la rodean pícaras, junto a la armonía de la brisa, para diferenciarse en esta tarde multicolor y rítmica. Al sentirlo suave como los cometas, ella siente que él marca los puntos cardinales de la confusión. Una desesperación para sus ojos que no pueden demostrar resistencia, generando que el peso de sus pestañas, espesas de dudas espontáneas, se alivianen con sinceridad. Ella porque sí ¿se transforma en agua? Tierra? Fuego? Alegría? Veneno? No. Ella sigue siendo Mujer. El viento simplemente estuvo de paso melodioso, donde con altanería y prepotencia de mi-mi-mi compuso sinfonías de imposibles complacientes. Nada más que eso. Pd: Ella sonrió. Saturada de sol-sol-sol.
(dibujo de María José Daffunchio)

martes, 28 de febrero de 2012

mordeme...dejame las espinas en el cuello infectado de distancias-
y dejame ahogada en la luz deliciosa del ahora.
y me quedaba esperando que el limón se escurriera entre tus piernas...oxidando los gemidos contenidos, aspirando los libros pornográficos de tus pieles morbosas...me quedaba...yo me quedaba...

viernes, 24 de febrero de 2012

tonta yo

nada como desearte ...viéndote pelar las manzanas envenenadas de celos...guardando los estilos de lívidos refrescantes en orgasmos programados...sos un idiota. no hay arreglo.

música

quiero que me escupas las palabras oxidadas de picardías, mientras desangro los libros abrillantados de distancias.espero que aún estés revoloteando entre las ramas cerebrales de los caracoles espaciales porque cuando vuelvas de la luna no quiero que me visites...prefiero extrañarte...hasta asquearme.

jueves, 23 de febrero de 2012

no tengo mariposas

Suicídame los ojos burbujas, inocencia de besos revolucionados, cargando las fronteras fusiladas de esperas que gritan oscuridades. enterrando las verdades que vuelan ¡por favor! córtame las palabras que hieren muchísimo y duelen en sabores de tu respiración. En tu espera. Siempre.

SEMANA

LUNES: desayuno al sol; corro al viento; descanso en tu pelo; huyo a tus ojos; canto amores y dibujo un adiós. MARTES: paseo penas; sueño tu peircing; observo el vidrio; amplío el panorama; curso vaguedades y escondo palabras. MIÉRCOLES: escribo tu nombre; juego a la rayuela; lambeteo al tatuaje; llego al suelo; barro las sábanas y escucho a las mariposas. JUEVES: espero naufragios; me vuelvo obsena; especulo a los peros; memorizo planetas; nado en libros y logro una simbiosis lunar. VIERNES: respiro sudor; tejo neuronas; escupo tu foto; guardo sonrisas; cuento caramelos y vuelo!!!

miércoles, 22 de febrero de 2012

Me gustaba trepar los árboles pensando en que eran tus ramas cerebrales que se exponían a mis manos. Efímero. Siempre fue efímero todo en nosotros. Caricias brutas y quebradizas. Besos esqueléticos y ruidosos como las hojas secas expuestas a tifones y huracanes de hipocresía. Y aún te amo; a pesar de los olvidos obligatorios envueltos de sonrisas y despreocupaciones.(...) Si piensas ahora en los momentos en que tu ropa me abrigaba porque me rompía de a poco  a medida que las horas avanzaban anunciando tu despedida, recuerda por favor  los rayos de luz que caían sobre tu cara haciéndote arrugar el ceño, agregándote años a tu vida corta pero violenta y veloz.(...)


El invierno tardaba en irse, se instalaba en cada rincón de los cuerpos. Abrazadas las desilusiones y enfermas las pasiones. Los libros rescataron el sentido de rescatar algo del olvido ponzoñoso.